Gente

Hay gente que con solo decir una palabra, enciende la ilusión y los rosales, que con solo sonrreir entre los ojos nos invita a viajar por otras zonas, nos hace recorrer toda la magia.

Hay gente que con solo dar la mano, rompe la soledad, pone la mesa, sirve el puchero, coloca las guirnaldas, que con solo empuñar una guitarra, hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con solo abrir la boca, llega a todos los límites del alma, alimenta una flor, inventa sueños, hace cantar al vino en las tinajas, y se queda después como si nada, y una se va de novio con la vida, desterrando una muerte solitaria, porque sabe que a la vuelta de la esquina, hay gente que es así TAN NECESARIA

domingo, 23 de diciembre de 2012

domingo, 11 de noviembre de 2012

Partio El Chapa

El viernes...fue un tragico dia...sin avisarnos...sin que pudieramos darnos cuenta......murio nuestro amigo Carlos Palleros


Cuando la noticia...nos llego...temblabamos de impotencia...sin saber que decir..impavidos y sorprendidos...tratabamos de adivinar, lo sucedido...durante tus horas de inconciencia nos desgaramos por dentro...

Nuestro dolor desbocado afloro, atravez de la rabia y de las lágrimas.

Tiembla nuestra voz al sentir el vacio que emerge de nuestras almas, y un grito ensordecedor se emite desde lo más profundo de nuestro ser una voz sin eco nos sacude el interior...tenemos el alma desalentada..sin fuerza y opaca.

Ayer...frente a ti...y junto a ti...mirandote inerte...

Nuestros labios..te digeron..Adios Amigo..mientras nuestro corazon fallecia de tristeza..

Vivimos la despedida...que nunca,hablamos o compartimos..

Hemos sentido hoy...que nuestra voz...se ha convertido...en un suspiro..

Sentimos que la vida es como un hilo...que se corta de improviso...

Y sin avisar...

Ahora hemos vuelto a casa... y te extrañamos Amigo, despidiendote sonriente...como siempre...ese sentimiento al corazón apresura, y entonces el dolor y la nostalgia nuevamente invaden nuestro ser.

Adios Amigo... Adios « Chapa »

Te ponemos en manos de otro Amigo Nuestro, que tambien te conoce a Vos.

No se si te vamos a volver a encontrar, pero si pudiéramos volar a donde estas te abrazaríamos y te diríamos con nosotros podes contar no hasta uno ni hasta dos sino hasta la eternidad y mucho mas.
Mario y Griselda







sábado, 3 de noviembre de 2012

INTERCAMBIO DE NAVIDAD

                                                 INTERCAMBIO DE NAVIDAD 2012

Estoy organizando un intercambio navideño 2012
Siempre es HERMOSOS y nos llena de alegría el alma recibir un obsequio, sea lo que sea, de cualquier persona que comparte nuestras aficciones, las manualidades.
Las condiciones  para participar son

1.- Dejar una frase navideña en este post, junto con la dirección de email
2.- Llevar esta inmagen al blog que tengan
3.- Mandar a la compañera de intercambio algo relacionado con la Navidad, hecho con sus propias manos
4.- Plazo para anotarse hasta el 25 de noviembre
5.-Ese día van a recibir en su correo el nombre, email y dirección de su compañera de intercambio
6.- Comprometerse a enviar a la compañera de intercambio el obsequio
8.- Una vez recibido avisar para publicarlo
Les recuerdo que "en cada Navidad vuelve a nacer el niño Dios en nuestro corazón"



domingo, 21 de octubre de 2012

HAY SORTEO

Hola, les aviso que hay un sorteo.
En este lugar... tienen que ver el blog es superbonito el siseño
Pongan el mousse  juanicavas.blogspot.com 

viernes, 19 de octubre de 2012

DIA DE LAS MADRES

Les deseo a todas las madres de mi pais y del mundo un BONITO DIA DE LA MAMA, en familia.
Y si no podemos festejar con toda nuestra familia, el domingo, tengamos en nuestro corazón el recuerdo mas lindo de nuestros hijos, talvez el día que nació, cuando nos hizo la primer sonrrisa, cuando habló, etc, etc,.
y, la seguridad que nosotras como madres hicimos todo lo que "indica el manual", lo llevamos  9 meses en nuestro vientre, los amamos y los criamos como nos salió... pero siempre con mucho AMOR DEL BUENO, cuando se hicieron grandes ellos deciden.... pero la esencia de nuestro AMOR los acompaña siempre, ellos lo saben muy bien, POR ESO MUCHAS VECES SE HACEN LOS "VIVOS" CON NOSTRAS. Saben que siempre estamos.

viernes, 12 de octubre de 2012

MANTA PARA MI HIJA MARIA DEL PILAR

Después de bastante tiempo pude terminar la manta para mi hija María del Pilar.
La parte del medio la hice con los HST que recicibi de unas mujeres adorables que participaron junto conmigo del intercambio que organizó Teresita Leal.
Las estrellas de los costados las hice con liensillo y telas diversas, no todas de puro algodon.

 Pasaron  19 meses desde que hice la primera estrella , tiempo en el cual vivi muchos acontecimientos, alegrias cuando mi hija o su hermano aprueban un final,  o cuando mi esposo tuvo un trabajo nuevo, cuando me enteré que mi amiga Liliana  va a ser abuela, cuando se recibió de arquitecto Nicolás el hijo de mi amiga Ana, cuando me enteré que la nieta de mis amigos Tito y Graciela salio bien de la operación, tristezas cuando partieron a encontrarse con Dios mis amigas Fernanda y Cristina, esta colcha tiene lágrinas y risas entre sus costuras, también algún que otro Ave María pidiendole a la Virgén por alguién o agradeciendole por algun favor otorgado, tiene muchas esperanzas de ver mi pais  pujante y sin odios.
En fin por tenerla muchos meses entre mis manos se le pegaron todos los momentos lindos y feos que pase.
Estoy contenta por como quedo, siempre se puede mejorar....ja, ja,
La próxima es para mi sobrina Bruna

viernes, 21 de septiembre de 2012

BUSCANDO A DIOS


Hace unos doce años, mientras observaba a mis alumnos de la universidad entrando en el aula para nuestra primera clase de Teología, vi a Tommy por primera vez.


Tommy lucía una larga cabellera rubia, que caía por debajo de sus hombros. Era la primera vez que veía a un joven con una cabellera tan larga. Me imagino que era lo que estaba de moda en esa época.

Sabía muy bien que no es lo que está sobre la cabeza lo que importa, sino lo que está dentro, pero ese día no pensé demasiado y catalogué a Tommy bajo la "E" de extraño...

Tommy resultó ser el "ateo de la clase" en mi curso de Teología. Objetaba a cada momento, sonriendo con sarcasmo, o expresando, por medio de un suspiro o un gemido, su negativa a la existencia de un Dios Padre que nos ama incondicionalmente. A pesar de todo, convivimos en una paz relativa durante un semestre, aunque tengo que admitir que a veces llegaba a hartarme.

Cuando, al terminar el curso, vino a entregarme su examen, me preguntó en un tono algo cínico: "¿Cree usted que alguna vez encontraré a Dios?“

Inmediatamente decidí usar la técnica de la terapia de choque: "¡No!“ -le dije muy enfáticamente. "¿Por qué no?“ -me respondió- "creí que ése era el producto que usted vendía.”

Dejé que estuviese cerca de la puerta del aula y alcé mi voz para decirle: "¡Tommy! Creo que tú nunca encontrarás a Dios, pero estoy absolutamente seguro de que Él te encontrará a ti."

Se encogió de hombros y salió de mi clase y de mi vida.

Me quedé algo frustrado pensando que no había captado mi ingeniosa observación: "¡Él te encontrará a ti!“. Por lo menos, yo pensaba que había sido ingeniosa.

Algún tiempo después me enteré de que Tommy se había graduado y me alegré de ello. Más adelante me llegó una triste noticia: Tommy padecía un cáncer terminal.

Antes de que pudiera ir a visitarlo, él vino a verme. Cuando entró en mi despacho parecía demacrado y su larga cabellera había desaparecido debido a la quimioterapia, pero sus ojos brillaban y su voz tenía la misma firmeza de siempre.

"Tommy, he pensado mucho en ti... supe que estabas enfermo“ - le dije.

"Oh, sí, muy enfermo", -me respondió- "tengo cáncer en ambos pulmones. Es cuestión de semanas."

"Tom, ¿quieres hablar sobre eso?“ -le pregunté.

"Por supuesto, ¿qué quiere saber?“ -me contestó.

"¿Qué se siente al estar muriendo con sólo 24 años?“ - le dije.

"Bueno, podría ser peor."

"¿Cómo que peor?"

"Bueno, peor sería llegar a los cincuenta años sin tener valores o ideales; o llegar a los cincuenta creyendo que beber, seducir mujeres y hacer dinero son 'lo máximo' de la vida."

(Empecé a recordar el día en que había clasificado a Tommy bajo la "E" de extraño... Me pareció como si Dios me lo devolviera para que él me educara a mí.)

Pero por lo que en realidad vine a verlo es por algo que usted me dijo el último día de clase."

(¡Se acordó!)

Continuó diciendo: "Yo le pregunté si usted creía que yo llegaría alguna vez a encontrar a Dios. Usted me dijo que no, cosa que me sorprendió mucho. Después usted añadió: 'Pero Él te encontrará a ti'. Estuve pensando mucho en eso, aunque no se puede decir que mi búsqueda de Dios fuera muy intensa por aquel entonces."

(Mi ingeniosa observación... ¡había pensado mucho en ella!)

"Pero cuando los médicos me extirparon el tumor que tenía en la ingle y me dijeron que era maligno, fue cuando empecé a buscar seriamente a Dios. Y cuando el cáncer se extendió a mis órganos vitales, empecé a golpear fuertemente con mis puños las puertas del Cielo... pero Dios no salió. De hecho, no ocurrió nada”.

“¿Alguna vez ha tratado de hacer algo con mucho esfuerzo sin obtener ningún resultado? Uno se harta psicológicamente, se aburre de intentar e intentar... y, finalmente, uno deja de hacerlo.

Bueno, pues un día me desperté y en lugar de seguir lanzando mis ruegos inútiles a un Dios que posiblemente no estuviera allí, me rendí... Decidí que en realidad no me importaba Dios, ni una vida después de la muerte, ni nada que se le pareciera. Decidí pasar el tiempo que me quedara haciendo algo más provechoso”.

“Pensé en usted y en su clase, y recordé otra cosa que nos había dicho: 'La mayor tristeza es pasarse la vida sin amar. Pero sería igualmente triste pasar por la vida sin haberle dicho a los que uno ama cuánto los ama'. Así que empecé por el más difícil: mi padre.

Él estaba leyendo el periódico cuando me acerqué.

"Papá"

"¿Qué?“ - preguntó sin levantar los ojos.

"Papá, quisiera hablar contigo."

"Bueno, habla."

"Papá... es algo verdaderamente importante."

Bajó el periódico lentamente, "¿De qué se trata?"

"Papá, yo te quiero mucho. Sólo quería que lo supieras."

(Tom me sonrió, mientras me lo contaba, con satisfacción, como si sintiera un gozo cálido y secreto que fluía a través de su alma).

"El periódico se cayó de sus manos. Entonces mi padre hizo dos cosas que no recuerdo que hubiese hecho antes: lloró y me abrazó. Estuvimos hablando toda la noche, aunque él tenía que ir a trabajar al día siguiente. Me sentí tan bien estando cerca de mi padre, viendo sus lágrimas, sintiendo su abrazo y oyéndole decir que me quería...

Fue más fácil con mi madre y con mi hermano pequeño. También ellos lloraron conmigo y nos abrazamos y nos dijimos cosas bonitas los unos a los otros”.

“Compartimos las cosas que habíamos guardado en secreto durante tantos años. Sólo me arrepiento de una cosa: de haber esperado tanto tiempo... Ahí estaba yo, comenzando a abrirme a todas las personas que siempre habían estado tan cerca de mí.

Entonces, un día abrí los ojos y... ¡Allí estaba Dios! No vino a mí cuando yo se lo rogaba. Me imagino que yo me había portado como un domador, sujetando el aro para que un animal saltara: '¡Vamos, salta! Te doy tres días, tres semanas.'

Aparentemente, Dios hace las cosas a Su manera y a Su hora. Pero lo importante es que Él estaba allí. ¡Me había encontrado! Usted tenía razón: me encontró aún después de que yo dejé de buscarlo."

"Tom“ - le dije casi sin aliento, "creo que estás diciendo algo más importante de lo que te puedas imaginar. Por lo menos para mí, lo que estás diciendo es que la forma más segura de encontrar a Dios es la de no verlo como una propiedad particular, un solucionador de problemas, un consuelo instantáneo en tiempos de necesidad, sino abriéndose al amor. ¿Sabes?, el apóstol San Juan ya lo había dicho: 'Dios es Amor y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él.'"

"Tom, ¿podría pedirte un favor? – pregunté - Fíjate, cuando te tenía en mi clase eras una verdadera molestia, pero ahora puedes compensarme por todo... ¿Vendrías a mi clase de Teología y les contarías a mis alumnos lo que acabas de contarme a mí? Si yo se lo contara, no tendría el mismo impacto que puede tener al contárselo tú."

“Oh...yo estaba preparado para hablar con usted, pero no sé si lo estoy para hacerlo en su clase.”

"Piénsalo, Tom, y si te sientes preparado, llámame."

Tom me llamó a los pocos días y me dijo que estaba dispuesto, que quería hacer eso por Dios y por mí. Así que acordamos la cita, pero Tom nunca pudo llegar... Tenía una cita mucho más importante que la mía. Por supuesto, su vida no terminó con la muerte, sólo cambió. Él dio el gran salto de la visión de la fe a la visión real. Encontró una vida más hermosa que todo lo que ha visto el ojo humano o que la mente humana ha podido imaginar.

Antes de que muriera, hablamos por última vez:

"No voy a poder ir a su clase“ -me dijo.

"Lo sé, Tom.“

"¿Les hablará usted por mí? ¿Le hablará al mundo entero por mí?”

"Sí, Tom, les hablaré. Lo haré lo mejor que pueda.”

Así que, a todos ustedes, que han tenido la paciencia de leer esta sencilla historia sobre el amor de Dios, gracias por escuchar.

Y a ti, Tommy, te confirmo que traté de hacerlo lo mejor que pude...





(Rev. John Powell - Profesor de la Loyola University de Chicago.)



sábado, 15 de septiembre de 2012

Un trabajo lindo

Las instrucciones generales podrás descargarlas a partir del 28 de septiembre en todos nuestros blogs: http://elliesquiltplace.blogspot.com.es/ http://els-bobbin.blogspot.com.es/ http://thelogcabin-jacqueline.blogspot.com.es/ http://quilthousepatchwork.blogspot.com.es/

Los niños que ya partieron

L
Los niños vienen al mundo para hacernos preguntas que no podemos contestar. Una de las tempranas señales claras de que la primera infancia está llegando a su fin, se da cuando nuestros niños comienzan a hacernos preguntas que ya podemos responder fácilmente sin quedarnos con esa sensación tan incómoda de que nuestras respuestas son predecibles, obvias o ramplonas. " Debiéramos registrar en una bitácora las primeras preguntas de nuestros hijos, esas preguntas locas, a las que uno puede constantemente volver, cuando nuestra existencia corre el riesgo de volverse opaca y banal. Esas preguntas insólitas y vivas, que nuestros niños más pequeños nos han hecho en los momentos más inesperados, muchas veces nos salvan. Nos salvan porque nos vuelven a poner en contacto con el asombro, ese estado originario del hombre. Sin asombro, sin extrañeza empezamos a darles la espalda a los amaneceres, los atardeceres, a la novedad que está en todo lo que somos y nos rodea, pero que se nos ha vuelto rutinario y sin resplandor alguno. Los niños nos hacen ver el rostro de nuestra amada de nuevo, los niños nos hacen recordar los nombres propios de los pájaros de nuestro jardín, los niños nos hacen tirarnos de espaldas en el pasto en la noche para mirar el cielo por lo menos una vez al mes. Hay preguntas de los niños muy difíciles de contestar, sobre todo si queremos ser honestos con nosotros mismos y con ellos, y no simplemente contestar por contestar. Son preguntas que siempre serán infinitamente superiores a nuestras respuestas. Sí, las preguntas que nos hacen nuestros niños son muchas veces difíciles o imposibles de contestar, pero constituyen un regalo porque nos desinstalan de nuestras cómodas y estériles certezas, y nos abren un cielo de dudas y perplejidades que hacen que esta vida merezca la pena de ser vivida, y no "sobrevivida". Pero hay una pregunta que es la más difícil de todas, la más dura, la más radical de todas: y es la que a veces nos hacen ciertos niños al partir antes que nosotros de esta tierra. Esa pregunta sí que no tiene respuesta, esa pregunta es un hoyo negro en nuestro costado, un hoyo negro más vasto y vertiginoso que los hoyos negros del cosmos. Esos niños son de la raza de El Principito, que dejó solo al aviador en pleno desierto, sin haberle advertido nunca que se iría para siempre. No hubiéramos esperado eso de nuestros niños: que nos dejaran al descampado con una pregunta que quema, que duele, que clama al cielo. Entonces miramos alrededor nuestro buscando responderla, y todos nos ofrecen respuestas hechas, y nos pasamos rápidamente al bando de los niños desilusionados de las respuestas muertas. Y ahí comienza el milagro: que la ausencia de nuestros niños nos hace niños otra vez. Tenemos que nacer de nuevo, de golpe. Desde el dolor de no poder contestar. Tal vez esos niños y niñas vinieron a la tierra para que comenzáramos a llenarnos de preguntas imposibles. Preguntas que tal vez lograremos contestar cuando nuestro corazón se haga niño, pero ése es el órgano que más demora en volver a nacer. ¡Ahí nos damos recién cuenta de lo duro que se ha vuelto nuestro corazón! Nuestros niños que partieron antes tienen que tenernos paciencia, tienen que esperarnos hasta que lleguemos al punto del misterio donde están ellos. Y digo misterio, no digo verdad. Los niños son del misterio, no de la verdad. Pero, ¿podremos desaprender tanto que nos llenemos un día, sin darnos cuenta, de preguntas nuevas y limpias, como un árbol se llena súbitamente de pájaros? Yo tengo la esperanza de que eso ocurrirá, porque hay un dolor que también es luz. Es la estela de luz que dejan tras de sí los niños que partieron, niños cometas, niños estrellas fugaces. Es la única luz que puede iluminarnos cuando las preguntas angustiosas se agolpan dentro nuestro y no nos dejan dormir. Y esa luz es una luz sin porqué, una luz sin cuándo, una luz sin cómo, una luz tan blanca... Cristián Warnken

viernes, 20 de julio de 2012

AMIGO

ATAHUALPA YUPANQUI, decia "Un amigo es como uno,pero con otro cuero" Que todos tengan un día del amigo colmado de abrazos y palabras sinceras.

jueves, 16 de febrero de 2012

MI PRIMER BOLSO




Dias pasado navegando en la red, llegué al blog de Martina, que se llama COTON ET LAVANDE, una blog hermoso.
Ella publicó un tutorial muy bien redactado de un bolso japones, le mande un email para solicitarle las medidas del bolso y ella con mucha buena onda me envió el molde.
No creí que me resultara tan fácil de hacer, y bueno aca esta
La tela es "la que conseguí".
Estoy muy agradecida a Martina.